jueves, 24 de mayo de 2018



EL MAGO FRUSTRADO

Relato corto enviado el 6 de mayo de 2018 a “La aventura de escribir”


Nilrem, el mago más temido y más venerado de todo el reino, estaba en una encrucijada, pues había extraviado el libro de los conjuros, no lo encontraba después de remover toda su guarida y había olvidado precisamente el conjuro para hacer aparecer las cosas perdidas. De nada le valió rezarle mucho a San Antonio. La varita mágica se le había convertido en escoba, porque en su ofuscación confundió el conjuro de hallazgo de objetos con el de transubstanciación. Menos mal, todavía tenía una utilidad esta (ahora larga) vara: la teleportación; sí, al agitarla con ambas manos, manteniendo las cerdas que le nacieron en un extremo en contacto con el piso, asombrosamente trasladaba más adelante todos los residuos caídos allí y, si se continuaba la labor pacientemente, se podían reunir todos en un mismo sitio para recogerlos. El aprendiz que lo acompañaba estaba defraudado porque el mago no tenía un conjuro para convertir esa escoba en un sirviente que trajera el agua desde el pozo y le tocaba esa ingrata tarea que le tomaba horas y no le dejaba tiempo para irse a buscar a un príncipe que pareciera un gemelo suyo y cambiarse las ropas con él.


No hay comentarios:

Publicar un comentario

ASCENSOR TESTIGO Relato Unos habitantes del Conjunto Residencial Balcones de Luna Nueva se quejaron en la inspección de policía...