Entradas

Mostrando entradas de 2018
HÉCTOR LECTOR
Relato

Las palabras de los libros han construido mi vida, eliminarlas sería desaparecer. Diego Aristizábal.
“Etícor, vení a comer que se te enfrió” le decía la mamá cuando el muchacho, por estar pegado de un libro, no hacía caso del llamado a comer; estaba tratando de terminar un capítulo antes de bajar al comedor, pero la insistencia de la madre lo obligaba a dejar una señal para correr a tragarse el alimento lo más rápido posible y no desconectarse de ese mundo virtual que estaba viviendo.Sí, virtual, porque la hoy llamada “virtualidad” no nació ayer con el registro y transmisión de imágenes y sonidos por medios electrónicos; nació hace muchos siglos, cuando la humanidad comenzó a representar la realidad en pinturas y en escritos.Más especialmente estos últimos, porque cuando recorremos las líneas de una novela, un libro de historia, el recuento de un partido de fútbol, nos hacemos una representación mental y la vivimos como una realidad en ese momento.
De niño, Héctor segu…
EL HOMBRE AFORTUNADO
Relato

Elaborado para participar en la actividad de junio de 2018 del grupo de escritura "Literautas".

Llevaba un hacha en la mano; la pequeña réplica del “hacha de los colonizadores”, simbólico reconocimiento que le acababan de entregar en un acto solemne, como personaje destacado de la región; bañada en oro y engastada en una base de ébano.En la región, y especialmente en su capital, se sentían orgullosos de la gesta colonizadora del siglo XIX a través de los territorios del sur, se creían una raza superdotada y veían en el hacha descuajadora de bosques la pujanza y el progreso.El hombre estaba radiante, sonreía para las fotografías mientras esperaba la oportunidad de fugarse al baño después de una espera angustiosa en una ceremonia tan prolongada, con tantos discursos vanos y prosopopéyicos.
Le habían anunciado un mes antes su afortunada selección entre múltiples candidatos; habían competido con él un obispo gordiflón, un condecorado general de la repúbli…
NOCHES LLENAS DE SUSPIROS, DÍAS LLENOS DE ILUSIONES
Relato
Ese día, a las 5:30 de la mañana, apagó Juan Carlos el despertador cuando apenas empezaba a campanear, porque el ansia que tenía de acompañar a Lilia Jimena al aeropuerto le hizo percibir el sonido de inmediato, no obstante haber pasado muy mala noche.Saltó de la cama al baño y luego se fue a la cocina a buscarse una fruta y después una bebida caliente; se tomó esta última con el desespero que da el tener que pasar despacio un líquido a alta temperatura cuando se está afanado.
Había dormido muy mal, pensando repetidamente, angustiosamente, intensamente, en la desfortuna de haberle pedido un beso esa noche en el momento menos oportuno.“Creí que eras distinto, que no ibas a correr tras besos acabando de conocerme”.Luego lo despachó fríamente desde la puerta de su casa, a donde él “gentilmente” (pero en realidad porque le había gustado la muchacha) la había acompañado después de la fiesta.
“Muy bien que lo paré en seco”, se decía la c…
A PUNTO DE PERDERLO TODO
Relato enviado en abril de 2018 a La Aventura de Escribir

¡En buena se metió! Apostó lo que llevaba en la billetera a que podía escribir allí mismo, en media hora, un cuento sobre alguien que estaba a punto de perderlo todo. Le prestaron el computador y llevaba un buen cuarto de hora sin que nada se le ocurriera. Súbitamente, empezó a escribir sobre alguien que apostó a que podía hacer un relato sobre un hombre que estaba a punto de perderlo todo en un casino, pero completamente diferente a los miles de historias que se hacen sobre ese trillado caso, y el relato de marras empezó hablando de una mujer que estaba a punto de perder su vida porque su esposo, maniático del juego, se quedó en el garito y no llegó a suministrarle la droga que requería para salir de una crisis asmática. El hombre tuvo un rápido golpe de suerte, decidió conservar lo ganado, corrió a casa y, en el último minuto, salvó a su mujer que ya entraba en agonía y le hizo ganar…
EL MAGO FRUSTRADO
Relato corto enviado el 6 de mayo de 2018 a “La aventura de escribir”

Nilrem, el mago más temido y más venerado de todo el reino, estaba en una encrucijada, pues había extraviado el libro de los conjuros, no lo encontraba después de remover toda su guarida y había olvidado precisamente el conjuro para hacer aparecer las cosas perdidas. De nada le valió rezarle mucho a San Antonio. La varita mágica se le había convertido en escoba, porque en su ofuscación confundió el conjuro de hallazgo de objetos con el de transubstanciación. Menos mal, todavía tenía una utilidad esta (ahora larga) vara: la teleportación; sí, al agitarla con ambas manos, manteniendo las cerdas que le nacieron en un extremo en contacto con el piso, asombrosamente trasladaba más adelante todos los residuos caídos allí y, si se continuaba la labor pacientemente, se podían reunir todos en un mismo sitio para recogerlos. El aprendiz que lo acompañaba estaba defraudado porque el mago no…
INVISIBLE Relato

Aquí quiero enseñarles a los dos lo que a estas horas pasa en la Calle Mayor de Madrid, que esto solo un demonio lo puede hacer, y yo. “El Diablo Cojuelo”, Luis Vélez de Guevara

Un propósito extraño. Leandro se antojó de hacerse invisible.Andar por todas partes sin ser notado era retador.No tener figura, no tener nombre; no dejar huella quizá; no incidir en nada quizá.Pero ¿qué sentido tenía ser un completo desconocido? ¿qué le dejaría esta experiencia?¡Ah, mucho!En tanto estaría en un mundo en donde él no estaba y conocería lo que no conocía.Qué bueno sería tener una experiencia como la del estudiante Don Cleofás Pérez, quien pudo penetrar en las intimidades de la sociedad madrileña del siglo XVII, gracias a que un diablito le levantaba todos los techos, le mostraba escenas de la vida real en un espejo mágico…
“No puedo invocar ningún diablo en este siglo 21; no existe tampoco un espejo ni una pócima mágica; han informado de experimentos todavía primitivos que producen la in…
LAS MIL Y UNA TARDES Relato

Federico y su novia Virginia, en una tarde de holganza, estaban sentados en el sofá, hablando de lo uno y de lo otro, esperando qué programa se les ocurría para el anochecer, comentando y volviendo a comentar sobre la última película.De pronto, Federico le dijo que iba a contarle “Las mil y una tardes”, pero no una tras otra, sino unas dentro de otras, y empezó:
Una tarde estaban Federica y Virgilio cómodos en el sofá, muy abrazados, tomando un exquisito vino con ricos pasabocas y les dio por empezar a elaborar este cuento entre ambos:Francisco y Valeria estaban por la tarde en un café; degustaban deliciosos capuchinos con pastelitos; ya habían “repasado” todos los temas acostumbrados y estaban a punto de irse cuando vieron llegar a sus amigos Felicia y Valentín.“Esta Felicia está engordando” dijo Valeria; “y Valentín sigue echando barriga” agregó Francisco.Saludazo con fingidas o sinceras sonrisas, indagación por la gastritis del uno, por el atraso de la otra…
LORENZO Y EL DRAGÓN Relato

(Elaborado para participar en la actividad de mayo 2018 del grupo de escritura “Literautas”)

Lorenzo tenía un secreto, sabía dónde estaba la cueva del dragón y no se lo contaba a nadie.Se tenía este Lorenzo tanta confianza con el monstruo que allí, en su cueva, guardaba miles de cosas.Cuando le decían que sus tenis ya se veían viejos, suela desgastada, una incipiente peladura por un costado, decía “me los llevo a la cueva del dragón y me compro unos nuevos”.Cuando se cansaba de salir con una amiga y, al no verlos juntos, le preguntaban por ella, “la mandé para la cueva del dragón”.
Desde que tenía 13 años, estaba Lorenzo frecuentando la cueva; siempre salía muy sigilosamente hacia allí, para que nadie lo siguiera, pues quería mantener el misterio.Apenas se sabe que la descubrió una tarde que lo dejaron solo los amigos con los que había salido de caminada.Después de varias horas de recorrido, descubriendo esas magníficas cosas sencillas que se encuentran en compa…
MISTERIOS DEL MISTERIO Relato
Estoy atrapado en un barrio de las afueras de la ciudad, por causa de un paro del transporte.No sé por qué vine aquí a sabiendas de que estaba anunciado el paro.En este atardecer, veo pasar personas muy extrañas, pero no me atrevo a preguntarles donde encuentro un taxi, porque me van a mirar con ojos de asombro.Prefiero estar quieto y silencioso por un buen rato, mientras dejo que mi inconsciente busque soluciones; ¡eso me ha dado muy buenos resultados en muchas ocasiones!
Observo una casa abandonada y algo me dice que debo entrar allí para protegerme de todos esos desconocidos que no parecen tener buenas intenciones.Tiene el aspecto de esas casas que dejaron en su huida, en varias ciudades, esos torvos personajes que estaban dedicados al comercio ilegal y la delincuencia en general.La puerta principal cede fácilmente y logro entrar.Estoy en una espaciosa y bastante deteriorada sala-comedor que fue muy lujosa, según se nota por el tipo de piso, ya carcomido,…