jueves, 31 de diciembre de 2015

Volvemos con Proust.


Para terminar el año, unas impresiones de Proust sobre la literatura y el arte, en la misma obra de El Tiempo Recuperado.

...parce que la vie nous déçoit tellement que nous finissons par croire que la littérature n’a aucun rapport avec elle et que nous sommes stupéfaits de voir que les précieuses idées que les livres nous ont montrées s’étalent, sans peur de s’abîmer, gratuitement, naturellement,en pleine vie quotidienne...
...porque la vida nos decepciona en tal forma que terminamos creyendo que la literatura no tiene ninguna relación con ella y quedamos estupefactos al ver que las preciosas ideas que los libros nos han presentado se muestran, sin temor al equívoco, gratuitamente, naturalmente, en plena vida cotidiana... 


L’impression est pour l’écrivain ce qu’est l'expérimentation pour le savant, avec cette différence que chez le savant le travail de l’intelligence précède et chez l’écrivain vient après: Ce que nous n’avons pas eu à déchiffrer, à éclaircir par notre effort personnel, ce qui était clair avant nous, n’est pas à nous. Ne vient de nous-même que ce que nous tirons de l’obscurité qui est en nous et que ne connaissent pas les autres.
La impresión es para el escritor lo que la experimentación para el sabio, con la diferencia de que para el sabio el trabajo de la inteligencia va antes y para el escritor viene después: Lo que no hemos podido descifrar, aclarar, por nuestro esfuerzo personal, lo que ya era claro antes de nosotros, no es de nosotros. No sale de nosotros sino lo que sacamos de la oscuridad que está adentro y que no conocen los demás.

...nous ne sommes nullement libres devant l'œuvre d’art, que nous ne la faisons pas à notre gré, mais que, préexistant à nous, nous devons, à la fois parce qu’elle est nécessaire et cachée, et comme nous ferions pour une loi de la nature, la découvrir.
...no somos nada libres ante la obra de arte, en cuanto que no la hacemos a nuestro amaño, sino que, preexistente a nosotros, tenemos que descubrirla, tanto porque es necesaria como porque está oculta, como haríamos con una ley de la naturaleza.

Quelques-uns voulaient que le roman fût une sorte de défilé cinématographique des choses. Cette conception était absurde. Rien ne s'éloigne plus de ce que nous avons perçu en réalité qu’une tel vue cinématographique.
Algunos quisieran que la novela fuera una especie de secuencia cinematográfica de las cosas. Concepción absurda esta. Nada se aleja más de lo que en realidad hemos percibido que esa visión cinematográfica.

Par l’art seulement, nous pouvons sortir de nous, savoir ce que voit un autre de cet univers qui n’est pas le même que le nôtre et dont les paysages nous seraient restés aussi inconnus que ceux qu’il peut y avoir dans la lune.
Solo por medio del arte podemos salirnos de nosotros, saber lo que el otro ve de ese universo que no es el mismo que el nuestro y cuyos paisajes nos serían tan desconocidos como los que puede haber en la Luna.

Grâce a l’art, au lieu de voir un seul monde, le nôtre, nous le voyons se multiplier, et autant qu’il y a d’artistes originaux,autant nous avons de mondes à notre disposition, plus différents les uns des autres que ceux qui roulent dans l’infini, et qui bien des siècles après qu’est éteint le foyer dont ils émanaient, qu’il s'appelât Rembrandt ou Ver Meer, nous envoient leur rayon spécial.
Gracias al arte, en lugar de ver un solo mundo, el nuestro, lo vemos multiplicarse y en tanto haya artistas originales tendremos mundos a nuestra disposición, más distintos unos de otros que los que vagan por el infinito y que muchos siglos después de extinta la hoguera de donde emanaron, llamárase Rembrandt o Vermeer, nos envían sus rayos característicos.

En réalité, chaque lecteur est, quand il lit, le propre lecteur de soi-même. L’ouvrage de l’écrivain n’est qu’une espèce d’instrument optique qu’il offre au lecteur afin de lui permettre de discerner ce que, sans ce livre, il n’eût peut-être pas vu en soi-même.
En realidad, cada lector es, cuando lee, lector de sí mismo. La obra del escritor no es más que una especie de instrumento óptico que le ofrece al lector para permitirle discernir algo que, sin el libro, quizá no hubiera visto en sí mismo.

Traducciones libres, con base en mi propia percepción de lo leído. Se aceptan correcciones y discusiones.


domingo, 20 de diciembre de 2015

CITAS DE “DER KETZER VON SOANA”Gerhart Hauptmann


"El Hereje de Soana" es la única novela del poeta y dramaturgo austríaco Gerhart Hauptmann, donde narra la aventura de un hombre (supuestamente el mismo escritor) que se va al encuentro de un extraño ser que vive en las montañas, logra entrar en confianza con él y recibe de este un manuscrito de un relato sobre las tribulaciones de un curita de un pueblo de la Suiza italiana, quien tratando de sanear las costumbres de una pecadora pareja incestuosa resulta perdidamente atraído por la bella y sensual hija de estos.


El primer encuentro con la muchacha, cuando el sacerdote se encontraba en la covacha del extraño Lucchino Scarabota y su mujer, tratando de atraerlos al redil católico:
Währenddessen kam eine etwa fünfzehnjähriges Mädchen herein, das einige Ziegen in die Öffnung des Stalles trieb... Der junge Priester wußte sofort, als er nur erst den Schatten des Mädchens durch die Tiefe der Höhle gleiten sah, daß es von ungewöhnlicher  Schönheit sein mußte. Er bekreuzte sich, denn er hatte einen leisen Schrecken unerklärlicher Art im Körper gespürt. Er wußte nicht, ob er in Gegenwart der jugendlichen Hirtin seine Ermahnungen wieder aufnehmen sollte. Zwar war sie, wie nicht zu bezweifeln war, von Grund aus verderbt, da Satan sie auf dem Wege der schwärzesten Sünde zum Leben erweckt hatte, aber es konnte doch noch ein Rest von Reinheit in ihr sein, und wer mochte wissen, ob sie von ihrem schwarzen Ursprung eine Ahnung hatte. Ihre Bewegungen zeigten jedenfalls eine große Gelassenheit, aus der man keineswegs auf Unruhe des Gemütes oder Gewissensbeschwernis schließen konnte. Im Gegenteil war alles an ihr von einer bescheidenen Selbstsicherheit, die durch das Dasein des Pfarrers nicht berührt wurde. Sie hatte Francesco bis jetzt nicht mit einem Blicke gestreift, wenigstens nicht so, daß er ihrem Auge begegnet wäre oder sie sonstwie ertappt hätte. Ja, während er selbst sie verstohlen durch die Brille beobachtete, mußte er mehr und mehr in Zweifel ziehen, ob wirklich ein Kind der Sünde, ein Kind solcher Eltern von dieser Beschaffenheit sein könnte. Endlich verschwand sie über eine Steigeleiter...
Mientras tanto llegó una muchacha como de quince años, que llevaba unas cabras a la entrada del establo... El joven sacerdote supo de inmediato, no bien vio la sombra de la muchacha en lo profundo de la caverna, que su belleza sería inusitada. Se santiguó, pues estaba sintiendo un leve estremecimiento de ignoto tipo en su cuerpo. No sabía si en presencia de la joven pastora debía reanudar su perorata. Por cierto era ella, sin lugar a dudas, una pervertida, pues Satán la había puesto en la senda de los más oscuros pecados, pero debía haber todavía algunos restos de pureza en ella y quien sabe si conocería algo de su sucio origen. Sus movimientos mostraban, en todo caso, una gran serenidad, lo que no permitía pensar que tuviera perturbaciones del ánimo o cargos de conciencia. Por el contrario, todo en ella mostraba una clara seguridad en sí misma, no alterada por la presencia del cura. Hasta el momento ella no había posado ni una mirada en Francesco, al menos no que se hubieran encontrado sus ojos o que él la hubiera sorprendido. Mientras el la observaba furtivamente a través de sus gafas, dudaba y dudaba si una hija del pecado, una hija de tales padres podía tener esta naturaleza. Finalmente, ella desapareció por una escalera...


Las ansias de volver a verla en la misa que prometió a su familia en una remota iglesita, para acercarlos a Dios, pero realmente más con el interés de reencontrar a la muchacha:

Er wünschte, so bald wie möglich die übernommene Pflicht zu tun, weil er dadurch vielleicht das Mädchen der Klauen des Höllenfürsten entreißen konnte. Er wünschte noch mehr: das Mädchen wiederzusehen, was er aber am meisten ersehnte, war die Befreiung, die er bestimmt erhoffte, von seinem martervollen Verzauberung.
Deseaba cumplir lo más pronto posible con la tarea prometida, porque quizás así podría arrebatar a la muchacha de las garras del príncipe de las tinieblas. Pero quería más: volver a verla; pero lo que más ansiaba era la esperada liberación del hechizo que lo martirizaba. 


El reencuentro, después de buscarla alrededor de la iglesita, porque estaba escondida:

Sie erhob sich, anscheinend träge und sah ihn unter gesenkten Wimpern mit einem ruhigen Blicke an. Dabei schien sie in lieblicher Weichheit leise zu lächeln, was aber nur mit der natürlichen Bildung des süßen Mundes, mit dem lieblichen Leuchten der blauen Augen und den zarten Grübchen der vollen Wangen zusammenhing.
Ella se levantó como con torpeza y lo miró serenamente a través de sus párpados entrecerrados. Parecía sonreír suavemente en un amoroso abandono, acorde con la natural expresión de su dulce boca, el amable fulgor de sus ojos azules y la tierna redondez de sus carrillos.

In seinem Blick lag schüchternes Zurückweichen und zugleich ein zärtliches Fordern: beides nicht mit der Heftigkeit tierischer Regungen, sondern unbewußt Blumenhaft. Schienen die Augen das Rätsel und das Märchen der Blume in sich zu schließen, so glich die ganze Erscheinung des Mädchens vielmehr einer schönen und reifen Frucht.
En su mirada se adivinaba un temeroso recato pero al tiempo, una tierna invitación: ambos sin la fuerza de un reclamo animal, sino inadvertidamente floridos. Así como los ojos parecían encerrar un enigma de flor, todo el aspecto de la muchacha semejaba un bello y maduro fruto.

Traducciones libres, con base en mi propia percepción de lo leído. Se aceptan correcciones y cuestionamientos.

sábado, 5 de diciembre de 2015

Para continuar con Proust.

Ahora me dejo venir con una sarta de reflexiones filosóficas que he escogido de este autor en su "Tiempo Recuperado", de "En Busca del Tiempo Perdido".

...car notre destin n’est pas toujours ce que nous avions cru
...porque nuestro destino no siempre es el que habíamos pensado

Celle qui a tort croit cependant avoir raison... et celle qui a raison donne parfois de son bon droit des arguments qui ne lui paraissent irréfutables que parce qu’ils répondent à sa passion.
El que está equivocado cree tener razón... y el que tiene la razón se pone a veces a dar ingenuamente argumentos que le parecen irrefutables meramente porque responden a su pasión.

...nos pensées ne s’accordent pas toujours avec nos paroles.
...nuestros pensamientos no siempre concuerdan con nuestras palabras.

Naturellement, les choses n’ont pas en elles-mêmes de pouvoir, et puisque c’est nous qui le leur confions...
Naturalmente, las cosas no tiene poder por sí mismas, somos nosotros quienes se lo damos...


Mais c’est quelquefois au moment où tout nous semble perdu que l’avertissement arrive qui peut nous sauver: on a frappé à toutes les portes qui ne donnent sur rien, et la seule par où on peut entrer et qu’on aurait cherché en vain pendant cent ans, on y heurte sans le savoir et elle s’ouvre.

Pero a veces, en el momento en que todo nos parece perdido, aparece el hecho que nos puede salvar: hemos tocado todas las puertas que no dan a parte alguna e inadvertidamente tropezamos contra la única por donde se puede entrar y ella se nos abre.

Tant de fois, au cours de ma vie, la réalité m’avait déçu parce que, au moment où je la percevais, mon imagination, qui était mon seul organe pour jouir de la beauté, ne pouvait s’appliquer à elle, en vertu de la loi inévitable qui veut qu’on ne puisse imaginer que ce qui est absent. 
Tantas veces en la vida me había decepcionado la realidad, porque en el momento en que la percibía, mi imaginación, mi único órgano para gozar de la belleza, no podía prestarle atención, en virtud de la inexorable ley que dicta que no se puede imaginar sino lo que está ausente.

...la déception du voyage, la déception de l’amour n’étaient pas des déceptions différentes, mais l’aspect varié que prend, selon le fait auquel il s’applique, l’impuissance que nous avons à nous réaliser dans la jouissance matérielle, dans l’action effective.
...la decepción del viaje, la decepción amorosa no eran cosas diferentes sino variaciones de aspecto que toma, según el hecho al que se aplique, la impotencia que tenemos para realizarnos en el gozo material, en la acción efectiva.

Certains esprits qui aiment le mystère veulent croire que les objets conservent quelque chose des yeux qui les regardèrent, que les monuments et les tableaux ne nous apparaissent que sous le voile sensible que leur ont tissé l’amour et la contemplation de tant d’adorateurs pendant des siècles. Cette chimère deviendrait vrai s’ils la transposaient dans le domaine de la seule réalité pour chacun, dans le domaine de sa propre sensibilité.
Ciertos espíritus amantes del misterio quieren creer que los objetos conservan algo de los ojos que los miraron, que los monumentos y los cuadros no se nos aparecen sino bajo el velo sensible que les han tejido el amor y la contemplación de tantos adoradores durante siglos. Esta quimera se haría cierta si ellos la transpusieran al exclusivo dominio de la realidad de cada quien, al dominio de su propia sensibilidad.

...les idées sont des succédanés des chagrins; au moment où ceux-ci se changent en idées, ils perdent une partie de leur action nocive sur notre cœur, et même, au premier instant, la transformation elle-même dégage subitement de la joie.
...las ideas son sucedáneos de las penas; en el momento en que estas se convierten en ideas, pierden algo de su acción nociva sobre nuestro corazón e incluso, al primer instante, la misma transformación desprende súbitamente gozo.

Si je m'étais toujours tant intéressé aux rêves que l’ont a pendant le sommeil, n’est-ce pas parce que, compensant la durée par la puissance, ils nous aident à mieux comprendre ce qu’a de subjectif, par exemple, l’amour?
Si yo siempre me interesaba tanto en los sueños que se tienen al dormir, no es ello porque, compensando duración con poder, ellos nos ayudan a comprender mejor lo que tiene de subjetivo, por ejemplo, el amor?

Le rêve était encore un de ces faits de ma vie qui m’avait toujours le plus frappé, qui avait dû le plus servir à me convaincre du caractère purement mental de la réalité...
El sueño era también uno de esos hechos de mi vida que siempre me había atormentado al máximo, el que más debió haber servido para convencerme del carácter puramente mental de la realidad.

...nous ne voyions pas notre propre aspect, nos propres âges, mais chacun, comme un miroir opposé, voyait celui de l’autre.
(le cambio el tiempo verbal): no vemos nuestra propia apariencia, nuestras edades, sino que cada uno ve los del otro, como en un espejo.

...il en est de la vieillesse comme de la mort, quelques-uns les affrontent avec indifférence,   non pas parce qu’ils ont plus de courage que les autres, mais parce qu’ils ont moins d’imagination.
...igual la vejez que la muerte, algunos las encaran con indiferencia, no porque tengan más valentía que los demás, sino porque tienen menos imaginación.

...la vieillesse qui, de toutes les réalités, est peut-être celle dont nous gardons le plus longtemps dans la vie une notion purement abstraite...
...la vejez que, de todas las realidades, es quizá de la que guardamos por más tiempo en la vida una noción puramente abstracta...

La beauté des images est logée à l’arrière des choses, celle des idées à l’avant.
La belleza de las imágenes viene tras las cosas, la de las ideas las antecede.

Les souvenirs que nous avons les uns des autres, même dans l’amour, ne sont pas les mêmes. J’avais vu Albertine me rappeler à merveille tel parole que je lui avais dite dans nos premières rencontres et que j’avais complètement oubliée.
Los recuerdos que tenemos unos de otros, incluso en el amor, no coinciden. Yo había visto a Albertina recordarme sorprendentemente cierta palabra que le había dicho en nuestros primeros encuentros y que yo había olvidado por completo.

Il y a un côté de la guerre qu’il commençait à apercevoir, dis-je, c’est qu’elle est humaine, se vit comme un amour ou comme une haine, pourrait être racontée comme un roman, et que par conséquent, si tel ou tel va répétant que la stratégie est une science, cela ne l’aide en rien à comprendre la guerre, parce que la guerre n’est pas stratégique. L’ennemi ne connaît pas plus nos plans que nous ne savons le but poursuivi par la femme que nous aimons, et ces plans peut-être ne le savons-nous pas nous-mêmes.
Hay una faceta de la guerra que él había empezado a percibir, lo digo, y es que ella es humana, se vive como un amor o como el odio, podría narrarse como una novela y, en consecuencia, si uno u otro repiten que la estrategia es una ciencia, esto a nadie ayuda a comprender la guerra, porque la guerra no es estrategia. El enemigo no conoce nuestros planes más de lo que nosotros sabemos sobre el objetivo que persigue nuestra amada y esos planes quizá ni los sabemos nosotros mismos.

C’est que longtemps après que les pauvres morts sont sortis de nos cœurs, leur poussière  indifférente continue à être mêlée, à servir d’alliage, aux circonstances du passé. Et, sans plus les aimer, il arrive qu’en évoquant une chambre, une allée, un chemin, où ils furent à une certaine heure, nous sommes obligés, pour que la place qu’ils occupaient soit remplie, de faire allusion à eux, même sans les regretter, même sans les nommer, même sans permettre qu’on les identifie.
Mucho después de que los pobres muertos han salido de nuestro corazón sus cenizas indiferentes siguen mezcladas, aleadas, a las circunstancias del pasado. Y, sin amarlos ya, ocurre que al evocar una habitación, una calle, un camino donde estuvieron en cierto momento, nos vemos obligados, para llenar su lugar, a hacer alusión a ellos, aun sin extrañarlos, aun sin nombrarlos, aun sin permitir que se les identifique.

...nos plus grandes craintes, comme nos plus grandes espérances, ne sont pas au-dessus de nos forces, et nous pouvons finir par dominer les unes et réaliser les autres.
...nuestras más grandes penas, como nuestras más grandes esperanzas, no están más allá de nuestras fuerzas y podemos llegar a dominar las unas y realizar las otras.

Traducciones libres, con base en mi propia percepción de lo leído. Se aceptan correcciones y cuestionamientos.

TRABANDO NOMBRES

Es común la  deformación de nombres por el vulgo, como bien lo muestra Eduardo Caballero Calderón en sus obritas sobre su pueblo natal, Tipacoque, donde nos pone muchos ejemplos del habla de sus campesinos, como el caso de don Efraín (o Efraím), a quien decían don Frenaín y hasta don Jrenaín.

Pero el señor periodista José Alendrajo (perdón, Alejandro) Pérez, de “El Colombiano” no pertenece al vulgo mal educado; es de suponer que se trata de un graduado de universidad y, si es del área de la Comunicación Social, con mayor razón debe tratar bien el idioma.

En la edición de hoy, sábado 5 de diciembre, José Alejandro hace una interesante y bien ilustrada reseña sobre el primer carro que circuló en calles de Colombia, en Medellín, importado por don “CoROLIAno Amador”. Este señor Carlos CoRIOLAno Amador Fernández fue un acaudalado antioqueño, creador de empresas e impulsor de obras públicas y, entre sus “extravagancias” estuvo la importación de un vehículo despiezado para armarlo en Medellín y usarlo en sus calles.

Aunque muchos lo nombran como Coroliano, su nombre correcto era Coriolano si damos fe a fuentes serias como el Boletín Cultural y Bibliográfico del Banco de la República en su nro. 13 de 1987 y la publicación web “My Heritage”, especializada en árboles genealógicos, en sendas descripciones del personaje.


Ese nombre seguramente les es dado, a los que así se llaman, por referencia al general romano Cayo Marcio Coriolano, sobre quien Shakespeare escribió su tragedia “Coriolano” y después Beethoven su obertura del mismo nombre.

viernes, 27 de noviembre de 2015

Ahora unas frasecitas de lo que yo llamaría "filosofía de la vida cotidiana" en "El Tiempo Recobrado" de Proust.


Hablando del momento de ir a dormir:
...c’était l’heure où me réclamait l’autre maître au service de qui nous sommes chaque jour, pour une moitié de notre temps. La tâche à laquelle il nous astreint, nous la accomplissons les yeux fermés. Tous les matins, il nous rend à notre autre maître, sachant que sans cela nous nous livrerions mal à la sienne.

... era la hora en que me llamaba el otro amo a cuyo servicio estamos cada día la mitad del tiempo. La tarea que nos impone, la cumplimos a ojos cerrados. Todas las mañanas, él nos entrega a nuestro otro amo, porque sabe que si no, cumpliríamos mal la suya.


Asombrándose del poder de la aviación (en la Primera Guerra Mundial), hace esta acertada premonición:

...l’armée la meilleure sera peut-être celle qui aura les meilleurs yeux
...el mejor ejército será quizá aquel que tenga los mejores ojos


Sobre el poder de la prensa:

Mais on lit les journaux comme on aime, un bandeau sur les yeux. On ne cherche pas à comprendre les faits. On écoute les douces paroles du rédacteur en chef, comme on écoute les paroles de sa maîtresse. On est battu et content parce qu’on ne se croit pas battu, mais vainqueur.
Pero se lee los periódicos igual que se ama, con una venda en los ojos. No se intenta entender los hechos. Se escuchan las dulces palabras del redactor en jefe como se escuchan las palabras de una amante. Se está derrotado pero contento porque uno no se siente derrotado sino vencedor.


Al referirse a esos casos en que decimos, “sin querer queriendo”, algo que no concuerda con las circunstancias del momento pero que tiene verdad en el fondo:

...un exemplaire entre mille de ce magnifique langage, si différent de celui que nous parlons d'habitude, et où l’émotion fait dévier de ce que nous voulions dire et épanouir à la place une phrase toute autre, émergée d’un lac inconnu où vivent des expressions sans rapport avec la pensée, et qui par cela même la révèlent. Je me souviens qu’une fois Albertine, comme Françoise, que nous n’avions pas entendue, entrait au moment où mon amie était toute nue contre moi, dit malgré elle, voulant me prévenir: “Tiens, voilà la belle Françoise”. Françoise, qui n’y voyait pas très clair et ne faisait que traverser la pièce assez loin de nous, ne se fût sans doute aperçue de rien. Mais les mots si anormaux de “belle Françoise”, qu’Albertine n’avais jamais prononcé de sa vie, montraient d’eux mêmes, leur origine; elle les sentit cueillis au hasard par l'émotion, n’eut pas besoin de regarder rien pour comprendre tout et s’en alla murmurant dans son patois le mot de “poutana”.
...un ejemplo entre miles de ese magnífico lenguaje, tan diferente del que hablamos habitualmente, y en que la emoción nos hace desviar de lo que queríamos decir y en su lugar soltar una expresión completamente diferente, surgida de una laguna desconocida donde habitan expresiones sin relación con la pensada y que por eso mismo la revelan. Me acuerdo de una vez que Albertina, cuando Françoise, que no la habíamos escuchado, entró en el momento en que mi amiga estaba toda desnuda contra mí, dijo, a su pesar, queriendo prevenirme: “Epa, mira a la bella Françoise”. Esta, que no estaría viendo nada claro y solo atravesaba la pieza muy retirada de nosotros, sin duda no se hubiera apercibido de nada. Pero la expresión tan anormal de “bella Françoise”, que Albertina nunca en su vida había pronunciado, mostraba por sí sola su origen; ella la sintió tomada al azar por la emoción, no tuvo necesidad de mirar nada para comprender todo y se fue, murmurando en su dialecto la palabra “puta”.



Traducciones libres, con base en mi propia percepción de lo leído. Se aceptan correcciones y cuestionamientos.

sábado, 21 de noviembre de 2015

Pildorita de lenguaje...

Otra vez, en un artículo de prensa traducido (supongo que del inglés), aparece un error que vale la pena señalar, para fomentar el buen trato al idioma:

...ni verificaba las identidades de aquellos cruzando las fronteras...

Mejor así: ...ni verificaba las identidades de los que cruzaban las fronteras... (...ni verificaba las identidades de quienes cruzaban las fronteras...)

El gerundio "cruzando", si no fuere incorrecto (y creo que sí lo es) por lo menos suena muy mal y el pronombre "aquellos", aunque no incorrecto, se puede cambiar por la más directa, eufónica y castiza expresión "los que" o por el pronombre "quienes".

Vuelvo con algunas citas de Proust, esta vez sobre el amor y sus tormentos, en "El Tiempo Recuperado".


...l’amour nous pousse non seulement aux plus grands sacrifices pour l’être que nous aimons, mais parfois jusqu’au sacrifice de notre désir lui-même qui, d’ailleurs, est d’autant moins facilement exaucé que l’être que nous aimons sent que nous aimons davantage.

...el amor nos impulsa no solamente a los mayores sacrificios por el ser que amamos, sino a veces incluso hasta el sacrificio de nuestro deseo que, además, resulta tan pobremente satisfecho que el ser amado piensa que amamos en exceso.

Les relations avec une femme qu’on aime (et cela peut s'éteindre à l’amour pour un jeune homme) peuvent rester platoniques pour une autre raison que la vertu de la femme ou que la nature peu sensuelle de l’amour qu’elle inspire. Cette raison peut-être que l’amoureux, trop impatient par l'excès même de son amour, ne sait pas attendre avec une feinte suffisante d'indifférence le moment où il obtiendra ce qu’il désire.


Las relaciones con una mujer que se ama (y esto se puede aplicar al amor por un joven) pueden resultar platónicas por una razón distinta a la virtud de ella o la naturaleza poco sensual del amor que pueda inspirar. Tal razón puede ser que el amante, demasiado impaciente porque se desborda de amor, no sabe esperar fingiendo la suficiente indiferencia hasta el momento de obtener lo que desea.

Dans les personnes que nous aimons, il y a, immanent à elles, un certain rêve que nous ne savons pas toujours discerner mais que nous poursuivons.

En las personas que amamos se encuentra inmanente cierto sueño que no siempre sabemos identificar, pero que vamos tras él.

...quelle large étendue de mer avait été réservée dans mon amour, même le plus douloureux, le plus jaloux, le plus individuel semblait-il, pour Albertine... les amours pour les personnes sont déjà un peu des aberrations.

... qué gran extensión de mar había estado reservada en mi amor, al parecer el más doloroso, el más celoso, el más individualista, por Albertina... los amores por las personas son ya un tanto de aberración.

À  quoi eût servi que, pendant des années encore, j’eusse perdu des soirées à faire glisser sur l’écho à peine expiré de leurs paroles le son tout aussi vain des miennes, pour le stérile plaisir d’un contact mondain qui exclut toute pénétration?

Para que hubiera servido que durante esos años yo hubiera perdido veladas haciendo deslizar sobre el eco apenas extinto de sus palabras el sonido vano de las mías, por el estéril placer de un contacto mundano que excluía toda penetración?

...plutôt que de demander à Gilberte de me faire connaître des jeunes filles, j’aurais mieux fait d’aller dans ces lieux où rien ne nous rattache à elles, où entre elles et soi on sent quelque chose d’infranchissable, où, à deux pas, sur la plage, allant au bain, on se sent séparé d’elles par l’impossible.

...más bien que pedir a Gilberte que me presentara muchachas, mejor hubiera sido irme a esos lugares donde nada nos liga a ellas, donde entre ellas y uno se siente algo infranqueable, donde a dos pasos, por la playa, yendo al baño, uno se siente separado de ellas por lo imposible.

Traducciones libres, con base en mi propia percepción de lo leído. Se aceptan correcciones y cuestionamientos.



viernes, 20 de noviembre de 2015

La última vez cité frases de Proust que me parecían bellamente poéticas en su "Tiempo Recuperado". Ahora la voy a emprender con las que me parecieron irónicas o críticas.


Con qué agudeza describió la fea costumbre, de entonces, de hoy y de siempre, de maquillar las cosas con un cambio de nombre para eludir la difícil tarea de transformar o erradicar (vicio muy común en las “reformas” que hacen los gobiernos y organizaciones):

...pour que les choses paraissent nouvelles, même si elles sont anciennes, et même si elles sont nouvelles, il faut en art, comme en médecine, comme en mondanité, des noms nouveaux...


...para que las cosas parezcan nuevas, no importa si son viejas o nuevas, se requiere, sea en arte, medicina o asuntos mundanos, nombres nuevos...


Aquí hace, a nombre propio, una declaración muy contundente contra los regímenes o sociedades recalcitrantes y la intolerancia hacia los hombres libres:

Dieu sait si personne a protesté avec plus de force que moi quand on a fait dans la société une place disproportionnée aux nationalistes, aux militaires, quand tout ami des arts était accusé de s’occuper de choses funestes à la patrie, toute civilisation qui n’était pas belliqueuse étant délétère. 

Solo Dios sabe si alguien habrá protestado con más fuerza que yo cuando la sociedad le ha dado un lugar desproporcionado a los nacionalistas, a los militares, cuando todo amigo de las artes ha sido acusado de ocuparse de asuntos funestos para la patria, tomando por deletérea toda sociedad no belicosa.


...l’instinct dicte le devoir et l’intelligence fournit les prétextes pour l’éluder.

...el instinto señala el deber y la inteligencia suministra los pretextos para eludirlo.


...c’est avec des adolescents qui durent un assez grand nombre d’années que la vie fait ses vieillards.

...con adolescentes que duran una gran cantidad de años es con los que la vida arma sus viejos.


...l'abnégation qui vous fait faire le sacrifice des devoirs plus faciles, même des plaisirs, paraît aux autres de l'égoïsme.

...la abnegación que impone el sacrificio de los deberes más fáciles, igual que de los placeres, a los demás les parece egoísmo.




viernes, 23 de octubre de 2015

Otra pildorita de lenguaje:

En una columna de Thomas y Joscelyn y Bill Roggio (sic) en El Colombiano de hoy, el traductor (que no debe de ser de este diario) usa el terrible "cualismo"; dice:
"…que la cúpula de Al Qaeda se ha reubicado al norte de Pakistán, LO CUAL no es secreto para las fuerzas militares ni la CIA, LAS CUALES han estado buscando…"
Tan fácil que es usar el relativo "que":
...LO QUE no es secreto para las fuerzas militares ni la CIA, QUE han estado buscando...
Lo mismo aplica en el caso EL CUAL - QUIEN - QUE. Un ejemplo sería:
"Me encontré con un amigo EL CUAL venía de un concierto".
Aunque se le ponga coma, no cuadra (Me encontré con un amigo, el cual venía de un concierto). Es así:
Me encontré con un amigo, quien venía de un concierto.
...o bien, aunque les parezca atroz usar el "que" con personas:
Me encontré con un amigo que venía de un concierto.

Y, además, en este mismo artículo, vuelven con el muy común error de traducción LAS TROPAS:
"Pero una fuerza de entre 20 y 25 mil tropas apoyaría mucho mejor a nuestros aliados…"
En español, "tropa" se refiere al conjunto de soldados; en inglés, "troop" también se refiere a ello, pero dice el diccionario que se puede usar en plural, o sea que se puede decir "the troops" para referirse a la tropa; así, "25.000 troops" denota 25.000 soldados y no se puede traducir al español como "25.000 tropas".

miércoles, 21 de octubre de 2015

Ahora comenzaré algunas entregas con citas de Marcel Proust en su obra LE TEMPS RETROUVÉ (“el Tiempo Recuperado”, libro séptimo de “En Busca del Tiempo Perdido”).

Y empezaré con unas muestras de tinte poético.

...la splendeur antique inchangée d’une lune cruellement, mystérieusement sereine, qui versait aux monuments encore intactes l'inutile beauté de sa lumière...

...el inmutable y antiguo esplendor de una luna cruelmente, misteriosamente serena, que lanzaba a los monumentos todavía intactos la inútil belleza de su luz... (Admirando la luna sobre París, en medio de la destrucción de la guerra)


La nuit était aussi belle qu’en 1914, comme Paris était aussi menacé. Le clair de lune semblait comme un doux magnésium continu permettant de prendre une dernière fois des images nocturnes de ces beaux ensembles comme la place Vendôme, la place de la Concorde, auxquelles l'effroi que j’avais des obus qui allaient peut-être les détruire donnait, par contraste, dans leur beauté encore intacte, une sorte de plénitude, comme si elles se tendaient en avant, offrant aux coupes leurs architectures sans défense.

La noche estaba tan bella como en 1914, tanto como amenazado estaba París. El claro de luna parecía un delicioso destello incesante de magnesio que permitía tomar por última vez fotografías nocturnas de bellos entornos como la Plaza Vendôme, la Plaza de la Concordia, a los que el espanto que yo sentía de los obuses que tal vez los destruirían, les daba, por contraste, en su belleza todavía intacta, una especie de plenitud, como si se entregaran por adelantado, ofreciendo a los impactos su arquitectura indefensa.  


Il faisait une nuit transparente et sans un souffle. J’imaginais que la Seine coulant entre ses ponts circulaires, faits de leur plateau et de son reflet, devait ressembler au Bosphore.


Hacía una noche transparente y sin un soplo de viento. Yo imaginaba que el Sena, que fluía entre sus puentes circulares, formados por sus arcos y sus reflejos, debía parecerse al Bósforo.


Le soleil éclairait jusqu’à la moitié de leur tronc une ligne d’arbres qui suivait la voie du chemin de fer. “Arbres, pensais-je, vous n’avez plus rien à me dire, mon cœur refroidi ne vous entend plus. Je suis pourtant ici en pleine nature, eh bien, c’est avec froideur, avec ennui que mes yeux constatent la ligne qui sépare votre front lumineux de votre tronc d’ombre. Si jamais j’ai pu me croire poète, je sais maintenant que je ne le suis pas. Peut-être dans la nouvelle partie de ma vie desséchée qui s’ouvre, les hommes pourraient-ils m’inspirer ce que ne me dit plus la nature. Mais les années où j’aurais peut-être été capable de la chanter ne reviendront jamais”.

El sol alumbraba hasta la mitad una línea de árboles que seguía la vía del tren. “Árboles, pensaba yo, no teneis más que decirme, mi enfriado corazón ya no os escucha. Estoy aquí en medio de la naturaleza y, bueno, con frialdad, con enojo, mis ojos detectan la línea que separa vuestro tronco iluminado de vuestro tronco oscuro. Si bien nunca he podido sentirme poeta, ahora sí que sé que no lo soy. Quizá en la nueva etapa que comienza en mi reseca vida los hombres podrán inspirarme lo que no me llega de la naturaleza. Pero los años en que yo hubiera podido tal vez cantar ya nunca volverán”.




lunes, 28 de septiembre de 2015

Una corrección
En la publicación de ayer sobre Knulp, de Hesse, en la segunda cita se coló un "puede" que no va. La expresión correcta sería:


Y, pensándolo otra vez, no hay nada más maravilloso que una mariposa...


sábado, 26 de septiembre de 2015

HERMANN HESSE:   DREI GESCHICHTEN AUS DEM LEBEN KNULPS
(Tres relatos de la vida de Knulp)

Este trío de relatos muestran a un supuesto amigo, Knulp, hombre cultivado y rebelde, errabundo y sensible, cuya vida y expresiones nos dejan ver esa filosofía casi existencialista de Hesse.

En uno de los pasajes el narrador nos cuenta la conversación que tuvo con su amigo Knulp, cuando eran jóvenes, tendidos en el césped de un cementerio al que ingresaron furtivamente un anochecer. Allí filosofaron sobre la vida y la muerte y aquí muestro unos extractos de esa discusión.

...Das Allerschönste und Allerfeinste, was es überhaupt gibt, das ist ein schlankes junges Fräulein mit einem blonden Haar. Stimmt aber nicht, denn man sieht oft genug, das eine Schwarze fast noch schöner ist.
Lo más hermoso y exquisito que pueda haber es una esbelta muchacha con cabello rubio. Pero no, con frecuencia se ve que una morena es casi más bonita.

...Das Allerschönste und das Feinste von allem ist doch ein schöner Vogel, wenn man ihn so frei in der Höhe sieht schweben. Und ein andermal ist gar nichts so wundersam wie ein Schmetterling, ein weißer zum Beispiel mit roten Augen auf den Flügeln, oder auch ein Sonnenschein am Abend in den Wolken droben, wenn alles glänzt und doch nicht blendet, und Alles dann so froh und unschuldig aussieht.
Pero lo más hermoso y lo más exquisito de todo es un bello pajarito cuando se le ve revolotear libremente en las alturas. Y, pensándolo otra vez, puede no hay nada más maravilloso que una mariposa, una blanca, por ejemplo, con unos como ojos rojos en las alas, o también un rayo de sol entre las nubes al atardecer, cuando todo brilla pero no deslumbra y todo se ve entonces tan alegre e inocente.

...Es ist eben alles schön, wenn man es in der gute Stunde anschaut.
Todo nos parece hermoso cuando lo miramos en el momento oportuno.

...das Schönste ist immer so, daß man dabei außer dem Vergnügen auch noch eine Trauer hat oder eine Angst.
Pero lo más hermoso es siempre aquello que, además del disfrute, trae también tristeza o angustia.

...Darum weiß ich auch nichts Feineres, als wenn irgendwo bei Nacht ein Feuerwerk angestellt wird. Da gibt es blaue und grüne Leuchtkugeln, die steigen in die Finsternis hinauf und wenn sie gerade am schönsten sind, dann machen sie einen kleinen Bogen und sind aus. Und wenn man dabei zuschaut, so hat man die Freude und auch zu gleicher Zeit die Angst.
A propósito, tampoco conozco algo más exquisito que cuando se lanzan fuegos artificiales en la noche. Aparecen allí unas bolitas luminosas verdes y azules que se remontan en medio de la oscuridad y, cuando más bellas lucen, hacen una curvita y se esfuman. Pues bien, cuando las observamos, parejo con el gozo sentimos angustia.

...Ich dachte über die vorigen Worte meines Kamerades nach, von denen mir das über die Leuchtkugeln am besten gefiel, denn ich hatte das selber schon manches Mal empfunden.  Die leise lockende Farbenflamme, in die Finsternis aufsteigend und alzubald darin ertrinkend, schien mir ein Sinnbild aller menschlichen Lust, die je schöner sie ist, desto weniger befriedigt und desto rascher wieder verglühen muß.
Reflexionaba sobre las palabras de mi camarada, de las que lo que más me gustó fue lo de las bolitas luminosas, porque yo había sentido lo mismo algunas veces. La suave y hechizante llamita colorida que se eleva en la oscuridad y de repente se ahoga en ella, me parecía una representación de todo placer humano que, mientras más hermoso, menos satisface y más rápido se va a desvanecer.

...Das Sinnen und Gedankenmachen hat keinen Wert, und man tut ja auch nicht, wie man denkt, sondern tut jeder Schritt eigentlich ganz unüberlegt so, wie das Herz gerade will.
El pensamiento y la reflexión no tienen valor alguno y nada se hace al pensar sino dar pasos irreflexivos en la dirección que lo desea el corazón.

...wenn einer stirbt... da wird geheult und getrauert, einen Tag und einen Monat und auch ein Jahr, aber dann ist der Tote tot und fort, und es könnte in seiner Sarge drin gerade so gut ein heimatloser und unbekannter Handwerksbursch liegen.
...cuando alguien muere... hay gemidos y tristeza por un día, un mes y hasta por un año, pero luego el muerto está muerto y lejano, y en su sarcófago bien podría yacer cualquier apátrida desconocido.

domingo, 23 de agosto de 2015

UNA REFLEXIÓN SOBRE EL TIEMPO

Siempre me han causado una burlona contrariedad esas expresiones de la gente minimizando el tiempo: “Este mes se acabó”, el día 15; “los años ya no duran nada”, en diciembre. Desprecian la cantidad de momentos vividos; se haya logrado mucho o no, se haya gozado o sufrido, el tiempo no ha pasado en blanco y larga sería la enumeración de todo lo hecho, lo presenciado, lo disfrutado, lo anhelado y hasta lo dormido en cada uno de esos momentos. Esto lo había comentado algunas veces con mi gente cercana, hasta que me lo he encontrado expresado en lindas palabras en un escrito del colombiano Germán Espinosa. En un pasaje de su “Romanza para Murciélagos” dice:

Una frase me ha deslumbrado ... en la cual insistía mi profesor de metafísica: la de Madame d’Amiel-Lapeyre, según cuya salvaje intuición, los minutos son largos y los años son breves. Se trata de algo que he experimentado en carne propia: si diéramos en representárnoslo por años, el tiempo nos resultaría como un tenue soplo; mas, si revisamos los acontecimientos de esos años, se nos antojarán casi propios de una eternidad.

lunes, 27 de julio de 2015

Algunos pasajes llamativos del cautivante relato “Tristán” de Thomas Mann, que se desarrolla en un sanatorio de los Alpes que él llamó “Einfried”, donde se hospedan Spinell, un excéntrico aspirante a escritor, y Frau Klöterjahn, una mujer aquejada de algún mal de las vías respiratorias, y entre quienes surge una especie de extraña relación, que es romance y no lo es.

Sobre los enfermos del sanatorio dice Mann:
...alle diese Individuen, die, zu schwach, sich selbst Gesetze zu geben und sie zu halten, ihm ihr Vermögen ausliefern, um sich von seiner Strenge stützen lassen zu dürfen.
...aquellos individuos que, incapaces de darse leyes y atenerse a ellas, le entregan sus haberes (al médico propietario) para conseguir su segura protección.

Una curiosa contradicción de Spinell, cuando le comentan sobre sus tempranas caminatas:
Da gibt es nun kleine Linderungsmittel, ohne die man es einfach nicht aushielte. Eine gewisse Artigkeit und hygienische Strenge der Lebesführung zum Beispiel ist manchen von uns Bedürfnis. Früh aufstehen, grausam früh, ein kaltes Bad und ein Spaziergang hinaus in den Schnee... Das macht, daß wir vielleicht eine Stunde lang ein wenig zufrieden mit uns sind. Gäbe ich mich, wie ich bin, so würde ich bis in den Nachmittag hinein im Bette liegen, glauben Sie mir. Wenn ich früh aufstehe, so ist das eigentlich Heuchelei.
Pero hay algunos paliativos, sin los cuales no soportaríamos fácilmente. Una cierta amabilidad y rigor higiénico en la conducción de la vida es, por ejemplo, una necesidad para algunos de nosotros. Levantarse temprano, cruelmente temprano, un baño helado y una caminada por la nieve... Eso quizá logra que estemos un poco autosatisfechos al menos por una hora. Si me comportara como soy, me quedaría en cama hasta el medio día, créanme. Si me levanto temprano es por pura gazmoñería.

Diálogo sobre el encanto que le producía a Spinell una linda mujer, que realmente era Frau Klöterjahn, a quien le estaba hablando:
“Heute, auf meinem Morgenspaziergang, habe ich eine schöne Frau gesehen... Gott, sie war schön!”, sagte er, legte den Kopf auf die Seite uns sprizte die Hände.“Wirklich, Herr Spinell? Beschreiben Sie sie mir doch!”“Nein, das kann ich nicht. Oder ich würde Ihnen doch ein unrichtiges Bild von ihr geben. Ich habe die Dame im Vorübergehen nur mit einem halben Blick gestreift, ich habe sie in Wirklichkeit nicht gesehen. Aber der verwischte Schatten von ihr, den ich empfing, hat genügt, meine phantasie anzuregen und mich ein Bild mit vornehmen lassen, das schön ist... Gott, es ist schön!”
Hoy, en mi caminada matinal, he visto una bella mujer... Dios mío, hermosa era!, dijo, ladeó la cabeza y estiró las manos.Verdad, Señor Spinell? Me la describe?No, no puedo. Le daría una descripción equivocada. La vi fugazmente al pasar, realmente no la vi. Pero ha bastado con el difuso espectro que de ella capté, para excitar mi fantasía y formarme una imagen muy bella... Por Dios, muy bella!

Mann nos insinúa una entrega amorosa entre ambos protagonistas, pero nos deja en la duda sobre si es real o imaginaria, al presentarla en un paralelo con una interpretación al piano de Tristán e Isolda:
Schon hatte die Nacht ihr Schweigen durch Hain und Haus gegossen, und kein flehendes Mahnen vermochte dem Walten der Sehnsucht mehr Einhalt zu tun. Das heilige Geheimnis vollendete sich. Die Leuchte erlosch, mit einer seltsamen, plötzlich gedeckten Klangfarbe senkte das Todesmotiv sich herab, und in jagender Ungeduld ließ die Sehnsucht ihren weißen Schleier dem Geliebten entgegenflattern, der ihr mit ausgebreiteten Armen durchs Dunkel nahte.

La noche ya había derramado su silencio por doquier y nada podría restarle ímpetu a las ansias. El sagrado misterio se consumó. La lumbrera se extinguió y con una extraña y repentinamente encubierta tonalidad se apagó la tonada de muerte y, con feroz impaciencia, el deseo envolvió al amado en sus blancas alas y lo lanzó de brazos abiertos hacia ella en la oscuridad.


miércoles, 15 de julio de 2015

SOBRE LA HUMILLACIÓN DE GRECIA.
En "El País" de España salió una entrevista al exministro Varoufakis, en la que su última respuesta deja motivo para serias reflexiones (subrayados míos):


P. ¿Le sorprendería que dimitiera Tsipras?R. Ya no me sorprende nada, nuestra eurozona es un lugar incómodo para las personas decentes. Tampoco me sorprendería que se quede y acepte un pésimo acuerdo. Comprendo que se siente obligado con los que nos han apoyado y no quiere que nuestro país se convierta en un Estado fallido. Pero no voy a cambiar mi opinión, la misma desde 2010, de que Grecia debe dejar de aplazar y fingir, debemos dejar de pedir nuevos préstamos y fingir que hemos resuelto el problema, cuando no es verdad; cuando nuestra deuda es todavía menos sostenible con nuevas medidas de austeridad que hunden aún más la economía y el peso recae cada vez más sobre los que no tienen nada, con la inevitable crisis humanitaria. No estoy dispuesto a aceptarlo. Que no cuenten conmigo.

sábado, 4 de julio de 2015

LAS DOS ÚLTIMAS CITAS DE SANDOR MÁRAI.

Esta, que adivino corresponde a la época de los años treintas, preludio de la segunda gran guerra, muestra esa misma desesperanza que recurrentemente nos dejan ver los escritores sobre sus propios tiempos.

Actualmente vivo en un mundo lleno de pánico y suspicacia en el cual los jefes de Estado conceden prórrogas temporales a la humanidad, animándola de forma oficial a sembrar el trigo por última vez, a escribir un último libro o a construir un último puente; y la vida y el trabajo transcurren bajo un sentimiento constante de peligro. La clase en la cual yo nací se mezcla con otras en ascenso, su nivel cultural ha disminuido en los últimos veinte años de manera considerable, están agonizando las inquietudes espirituales del hombre civilizado. Los ideales en los que yo había aprendido a creer terminan en el basurero como deshechos y trastos inútiles, y el terror instintivo del rebaño planea por encima de los vastos terrenos de la civilización. La sociedad en la que vivo es absolutamente insensible a los asuntos del espíritu e, incluso, a los asuntos relativos al estilo humano e intelectual de la vida cotidiana. Los propósitos de mi época, presentes de forma palpable, me llenan de desesperación; aborrezco el gusto de mis contemporáneos, sus deseos y su manera de divertirse, dudo de su moral y considero terrible y fatal el interés de la época por los récords, que satisfacen casi por completo a las masas.

Y este es el párrafo final de la obra, lleno de nostalgia y dulce desencanto.


Sólo me queda vivir y trabajar en esta época, la mía, como mejor pueda. Me resulta muy difícil. A veces advierto con sorpresa que me siento más cerca de las personas de sesenta años que de la gente joven. Somos así todos los que nacimos en uno de esos últimos momentos gloriosos de nuestra «clase». Quien hoy escribe pretende dar testimonio de las cosas para la posteridad... Testimonio de que el siglo en que nacimos celebraba, en otros tiempos, la victoria de la razón. Yo quiero dar fe de ello mientras pueda, mientras me dejen escribir. Quiero dar fe de una época en la que vivía una generación que deseaba celebrar el triunfo de la razón por encima de los instintos y que creía en la fuerza y en la resistencia de la inteligencia y del espíritu, capaces de detener el avance de las hordas ansiosas de sangre y muerte. Como programa vital no es mucho, pero yo no conozco otro. Lo único que sé es que quiero permanecer fiel a ese mensaje, aunque sea a mi estilo, con mi cinismo y mi infidelidad. Cierto es que he visto y he oído a Europa, que he vivido su cultura... ¿Acaso se puede pedir más de la vida? Ha llegado ya el momento de poner punto final; ahora, como último mensajero de una batalla perdida, sólo deseo recordar y callar.

GASPAR ENTRE CÁNCER Y LEO Relato La biopsia de Gaspar no parecía informar nada bueno.   Asustado la llevó al médico y este le dio...