viernes, 24 de abril de 2015


Hoy tengo estos bellos pasajes de Honoré de Balzac en su relato 
La Fille aux Yeux d’or (La muchacha de los ojos dorados).

Cuando el protagonista descubre en la calle a esta bella mujer, se la describe así a un amigo:
Ah! mon cher, physiquement parlant, l’inconnue est la personne la plus adorablement femme que j’aie jamais rencontrée. Elle appartient a cette varieté feminine que les Romains nomaient fulva, flava, la femme de feu. Et d’abord, ce qui m’a le plus frappé, ce dont je suis encore épris, ce sont deux yeux jaunes comme ceux des tigres; un jaune d’or qui brille, de l’or vivant, de l’or qui pense, de l’or qui aime et veut absolument venir dans votre gousset!
(Ah, mi querido amigo! Físicamente, esta desconocida es la persona más adorablemente femenina que yo me haya topado jamás. Pertenece a ese tipo de mujeres que los romanos llamaban fulva, flava, mujer de fuego. Y de entrada, lo que más me impactó, lo que me tiene todavía prendado, son dos ojos amarillos como los de los tigres; un amarillo dorado que brilla, oro vivo, oro que piensa, oro que ama y quiere venirse de una a tu bolsillo!)

Y después, cuando ya la ha denominado "la chica de los ojos dorados", en otra descripción a su amigo, dice:
...la torsion magnifique de ce cou auquel la tête se joignait par une combinaison de lignes vigoureuses, et d’où se relevaient avec force quelques rouleaux de petits cheveux. La fille aux yeux d’or avait ce pied bien attaché, mince, recourbé, qui offre tant d’attraits aux imaginations friandes.

...el contorno magnífico de ese cuello al que se unía la cabeza por medio de un conjunto de líneas vigorosas, y de donde emergían con fuerza unos crespecitos. La muchacha de los ojos dorados tenía un pie bien plantado, esbelto, torneado, que suscita tanto atractivo a las imaginaciones golosas.


No hay comentarios:

Publicar un comentario

CONFESIONES DE UNOS AMIGOS FIELES Relato Soy la impresora de Luciano.   Ya no puede vivir sin mi, pues las “impresiones” ya no son ...