Para culminar los apuntes sobre "El Hereje de Soana"

Después de otros encuentros sin contacto, la joven viene a buscarlo al pueblo, él la protege de la enfurecida multitud que quiere matarla, porque la consideran un engendro demoníaco, y sale de noche a llevarla a su lejana vivienda en las montañas, pero el romántico entorno solitario acrecienta en él esos impulsos que lo sobrepasan y también alimenta en ella unas ansias que finalmente los llevan a buscar cobijo en una abandonada ramada donde se tienden sobre un lecho de hojas...

...sie ohnmächtig vor den Toren des Gartens Eden lag, wie der siebenköpfige Drache, das siebenköpfige Tier, das aus dem Meer gestiegen ist...  ...Nie hatte Francesco, nie hatte der Priester ein solches Nahesein bei Gott, ein solches Geborgensein in ihm, ein solches Vergessen der eignen Persönlichkeit gefühlt, und im Rauschen des Bergbachs schienen allmählich die Berge melodisch zu dröhnen, die Feldzacken zu orgeln, die Sterne mit Myriaden goldner Harfen zu musizieren. Chöre von Engeln jubilierten durch die Unendlichkeit, gleich Stürmen brausten von oben  die Harmonien, und Glocken, Glocken, Geläut von Glocken, von Hochzeitsglocken, kleinen und großen, tiefen und hohen, gewaltigen und zarten verbreiteten eine erdrückend-selige Feierlichkeit durch den Weltenraum. —Und so sanken sie, ineinander verschlungen, auf das Laublager.
...yacía ella impotente a las puertas del jardín del Edén, como el dragón de siete cabezas, la bestia de siete cabezas que se yergue desde el mar... ... Nunca Francesco, nunca el sacerdote había sentido tal cercanía con Dios, tal fusión con Él, tal abandono de la propia personalidad, y el ruido del arroyo montañero parecía un canto melódico de las montañas, un toque de órgano de los altos picos y un tañido de arpa de las miríadas de estrellas. Coros angelicales celebraban en la eternidad; como tormentas retumbaban desde lo alto las armonías y... campanas, campanas, tañer de campanas, de campanas de boda, grandes y pequeñas, altas y bajas, potentes y suaves propagaban un envolvente festejo por todo el espacio. —Y así se sumergieron, compenetrados, en el lecho de hojarasca.


Quedó el curita profundamente gratificado por tan exquisita experiencia...

Keinen Augenblick gibt es, der verweilt, und wenn man auch mit angstvoller Hast solche der höchsten Wonne festhalten will —so sehr man sich müht, man findet dazu keine Handhabe.
No hay instante que se prolongue y mientras con más desespero se quiera retener aquellos de mayor placer —por más que uno se empeñe, no se encuentra la manera.

Mitten im überirdisches Rausch des Genusses empfand der Jüngling mit stechendem Schmerz die Vergänglichkeit, im Genuß des Besitzes die Qual des Verlustes.
En medio del supraterrenal vórtice de placer, sintió el joven, con lacerante dolor, la transitoriedad, en el disfrute de la posesión, el suplicio de la pérdida.


Vendrán después los remordimientos y otras consecuencias que era obvio esperar de estos hechos y culminará la novela cuando el narrador original, regresando de donde aquel extraño escritor del relato, escucha desde las lejanas montañas los cantos angustiosos de una mujer errabunda.


Traducciones libres, con base en mi propia percepción de lo leído. Se aceptan correcciones y discusiones.

Comentarios

Entradas populares de este blog