sábado, 25 de noviembre de 2017


SIGAMOS CON SABATO.("Abaddón el Exterminador").



Unas citas sobre la literatura y el arte.
(Las páginas referidas son de la edición de 2003 de Seix Barral)

Pág. 184.
Tampoco yo he estudiado mucho.  Soy poco mas que un escritor que me he venido planteando desde hace casi treinta años el problema del hombre.  De la crisis del hombre.  La poca filosofía que conozco la aprendí a tumbos, a través de mis búsquedas personales en la ciencia, en el surrealismo, en la revolución.

Pág. 190.
La novela de hoy, al menos en sus mas ambiciosas expresiones, debe intentar la descripción total del hombre, desde sus delirios hasta su lógica.

Hablando de una idea, que le da vueltas en la cabeza, de escribir una novela en que el autor sea uno de los personajes:

Pág. 238.
Hablo de la posibilidad extrema de que sea el escritor de la novela el que esté dentro.  Pero no como un observador, como un cronista, como un testigo  … Como un personaje mas, en la misma calidad que los otros, que sin embargo salen de su propia alma.  Como un sujeto enloquecido, que conviviera con sus propios desdoblamientos.

(...y es lo que logra magistralmente con su obra Abaddón el Exterminador)

Pág. 192.

El mito, como el arte, es un lenguaje.  Expresa cierto tipo de realidad del único modo en que esa realidad puede expresarse, y es irreductible a otro lenguaje.  Te pongo un ejemplo sencillo: acabás de oír un cuarteto de Béla Bartók, salís y alguien te pide que se lo “expliqués”.  Claro, nadie comete semejante idiotez.

Pág. 245.
¿Cual es el principal deber de un escritor?… Hablo del autor de ficciones.  Su deber es nada mas pero nada menos que decir la verdad.  Pero la verdad con mayúsculas, Marcelo.  No una de esas verdades chiquitas que leemos en los diarios todos los días.  Y sobre todo las más escondidas.

Pág. 346.

…Pampita me preguntó si había visto la última muestra de Luisito.  La pregunta me agarró de sorpresa, pero me repuse y respondí que había llegado tarde: cuando llegué estaban arreglando la galería.
– ¿Arreglando la galería?
– Sí, había unos baldes de pintura y un montón de arena.
– ¡Pero retarado! – me gritó –, ¡si esa era la exposición! 

Pág. 346.

…con eso de la cerámica de vanguardia y el arte pop o camp, resulta que todo el mundo es artista y hasta la gorda Villafañe, con su culo para doce cubiertos, me manda los otros días una invitación para un vernissage. ¿Verniqué? Pero si yo siempre la había conocido interesadísima en la cría de caniches y pensé que me mandaba una invitación para el 
Kenel.  ¡Surprise! Ahora armaba unos rompecabezas con cerámica y alambre cromado.


Profundas reflexiones:

Pág. 269.

…he afirmado mil veces que el hombre no es algo explicable y que, en todo caso, sus secretos hay que indagarlos no en razones sino en sus sueños y delirios.

Pág. 299.

…el pasado no es algo cristalizado, como algunos suponen, sino una configuración que va cambiando a medida que avanza nuestra existencia y que alcanza su sentido verdadero en el instante en que morimos, cuando ya para siempre quedará petrificado.

Pág. 303.

Ahora, después de treinta años, vuelven a mi memoria esos días de París, cuando la historia ha cumplido parte de los funestos vaticinios.  El 6 de agosto de 1944 (sic), los norteamericanos prefiguraron el horror final en Hiroshima.  El 6 de agosto.  ¡El día de la Luz, de la transfiguración de Cristo en el Monte Tabor!


Un par de ocurrencias de Ernesto:

Pág. 208.
…la pronunciación inglesa fue inventada por piratas analfabetos, que escribían Londres pero pronunciaban Constantinopla.

Pág. 347.

…la llegada abastónica de Cecilio…
[…la llegada de Cecilio sin bastón…]

No hay comentarios:

Publicar un comentario

FELINICIDAD Relato Presentado al taller Literautas en noviembre de 2018 Aída y Carlos Alberto dormían plácidamente abrazados, cuand...